Buscar en este desmadre...

domingo, 6 de mayo de 2012

Humanos

La insaciable avidez humana puede ser sólo comparada con la codicia de la misma especie. Ahora todo lo hacen por dinero, no por sobrevivir ni por ser felices y mucho menos por el ambiente, todo lo hacen por dinero, que se ha convertido en un nuevo dios, que toda la especie humana idolatra y adora.
El ser humano es la única criatura que es capaz de adaptar el entorno a él, en vez de él adaptarse al entorno. Esto ha ocasionado un claro, obvio y grave daño al medio ambiente. El entorno que había sido modificado únicamente por causas naturales antes de la llegada del hombre ahora se esta viendo afectado por la avidez humana, la falsa e impuesta necesidad de querer más, más y más únicamente para él solo. La codicia es un veneno, un veneno que se esparce rápidamente gracias a los gobiernos y sus medios de comunicación, gracias al sistema económico que siempre viene a dejarnos aún más pobres a los que ya éramos pobres.
Hemos olvidado el amor hacia nuestra madre Tierra y hacia nuestros hermanos (cualquier ser vivo que habite en la tierra), ahora sólo tenemos ojos para nuestro nuevo dios, el dios que han impuesto todos los gobiernos, el dios al que si no alabas no progresas, el dinero. Todo es parte del sistema y el sistema es parte de todo. Si queremos hacer las cosas bien, si queremos pensar por nosotros, si queremos darnos cuenta de que todo está mal en este mundo, tenemos que ir en contra del sistema, de lo contrario somos uno más de sus títeres, a quienes controlan a su antojo.
En este mundo el egoísmo, la codicia y la avidez son las únicas cosas que demuestran los seres humanos. Hemos olvidado quienes somos, hemos olvidado de donde venimos, hemos olvidado nuestro propósito en esta vida. Los ricos quieren ver a los pobres a sus pies, quieren ver más títeres, rogando tan siquiera ver al dios dinero, rogando tan siquiera comer una migaja que los ricos tiran a la basura, rogando ver un poco de equidad e igualdad en un mundo sin igualdad. La paz no es no tener guerra, la paz es igualdad entre todos, equidad económica y sin opresión, porque al morir la madre Tierra nos ve a todos como iguales. Ricos y pobres mueren… Todos por igual. Nadie se salva de ese destino.









...
Cambio y Fuera
...

6 comentarios:

la MaLquEridA dijo...

Todos somos iguales pero como dice el cerdo de La Rebelión en la Granja, hay unos más iguales que otros.


Saludos.

Josie dijo...

Rebelión en la granja, gran libro de Orwell.
Pues que reflexivo viene usted, y déjeme decirle que esa es la cruda realidad de esta sociedad globalizada, dónde cada vez se hace más grande la brecha entre los que tiene y no tienen recursos. Deberias leer algo de Anthony Giddens, reflexiona sobre estos temas.

Saludos!!!!!

DvD dijo...

Jajaja, ya me tienen con la pila de libros por leer.
Los conseguiré y los leere, tomaré su consejo jaja.

...Dark Angel... dijo...

Como bien lo dices, es el destino. No podemos cambiarlo mas sin embargo podemos modificarlo. Pero no hay que olvidar algo muy importante, la teoria suena muy bien, pero en la practica siempre hay un cabo suelto. O tal ves simplemente no estamos preparados para comportarnos como hermanos entre nosotros mismos.



Dark

Anónimo dijo...

[url=http://ribavirin.webs.com/]purchase ribavirin online
[/url] virazole 100 mg
ribavirin online
virazole buy

Anónimo dijo...

[url=http://buy-methylprednisolone.webspawner.com/]medrol zdravilo
[/url] methylprednisolone jitters
buy methylprednisolone acetate
medrol dose pack picture

Related Posts with Thumbnails